La Casablanca

Otro de los rincones olvidados de Marracos, La finca de "La Casablanca", aunque no pertenece al término municipal de nuestro pueblo, la casa y sus terrenos fueron comprados hace ya muchos años por varios marraquinos.

A día de hoy la casa y los edificios colindantes están totalmente abandonados.



Unas fotos panorámicas camino a "La Casablanca":






Salud

Actividades de la Asociación Cultural Monteliro

La Asociación Cultural Monteliro organiza estos dos concursos para todas las personas que reúnan todos los requisitos necesarios y quieran participar en ellos.



Salud.

Marracos en la Guerra de la Independencia

Difícil se nos ha hecho encontrar algún dato con el que poder situar a nuestro pueblo en la guerra de la Independencia, pero el investigador villanovense Carlos Urzainqui, nos a dado a conocer el libro: LAS CINCO VILLAS DE ARAGÓN DURANTE LA GUERRA DE INDEPENDENCIA ESPAÑOLA (ANALES 1808-1814) de RAMÓN GUIRAO LARRAÑAGA que fue el XXII PREMIO Los Sitios de Zaragoza 2007 - Premio Especial de Investigación Histórica del Ayuntamiento de Zaragoza, libro que podemos descargar gratuitamente en la web de la Asociación Cultural “Los Sitios de Zaragoza”

En este libro podemos conocer detalladamente los hechos acaecidos en nuestra comarca durante los años de la invasión de las tropas napoleónicas, y en él aparecen varias referencias a Marracos que os mostramos a continuación.
Decir que estas referencias aparecen unidas a los acciones de acoso hacia las tropas francesas que eran llevadas a cabo por los guerrilleros Cincovilleses: El ansotano Sarto, Larrodé “Pesoduro” en Ejea, Cruchaga, Chapalangarra y el gurreano José Tris “El Malcarado” (o “Malcarau” según otras fuentes), etc. etc.. Aclarar que, respecto a este último aún tenemos descendientes suyos ligados a nuestro pueblo.
Estos son los los pasajes a lo que hacemos referencia:
MARZO DE 1810

El 15, Mina es informado de la llegada a Cinco Villas, procedentes de Sangüesa, de los cuatrocientos polacos del 2º del Vístula. Mientras los polacos efectúan su econocimiento por La Carbonara, Mina, al amanecer de ese mismo día 16 y reunido con la partida del ansotano Sarto se presenta en Ejea, atacando a su guarnición que en vez de hacerse fuerte en la villa prefiere batirse en campo abierto, siendo derrotada por los aragoneses y navarros que les cortan la retirada a la villa, empujándoles hacia el Gállego y cercándolos en la barca de Marracos, localidad situada en un pequeño llano en la ribera derecha de ese río. Los polacos huyen abandonando sus equipajes y la tartana del comisario de Guerra Luis Gondouin con todos sus papeles. Al medio día se une a Mina su pariente Francisco Espoz con otros cuarenta caballos de refuerzo, ordenando aquél que éstos persigan a los napoleónicos, lo que hacen hasta la ermita de la Virgen del Salz situada en las inmediaciones de Zuera. En esta acción sufren los imperiales de Ejea setenta y dos muertos y un centenar de heridos.


FEBRERO DE 1812

ACCIONES DE TRIS DESDE MARRACOS
Mientras Espoz actúa en la frontera navarro-aragonesa y Tris “El Malcarado” en el camino real de Zaragoza a Jaca, el general francés Pannetier llega a Zaragoza desde Valencia con ocho batallones y miles de prisioneros valencianos que desde lacapital aragonesa son trasladados a Francia en convoyes escoltados por fuerzas de la División de Caffarelli.
El 25 de febrero “Malcarado” con su partida está acampado en Marracos, cuando sus vigías le informan de haber avistado uno de esos convoyes de prisioneros deportados desde Valencia, en la llanura entre Gurrea de Gállego y Ayerbe camino de Francia. Tris ataca a la escolta del convoy que debe dar la vuelta y regresar a Zaragoza, con los prisioneros que no habían podido ser rescatados, siendo hostigado durante su marcha por los hombres de “Malcarado”. Ese mismo día el comandante del puesto de Ayerbe envía un correo procedente de Francia hacia Zaragoza, acompañado de varios gendarmes a caballo del 10º escuadrón, los cuales son sorprendidos en el camino por una parte de los hombres de Tris que venían de Marracos y salvo un gendarme que cae muerto en el combate, todos los demás son hechos presos y reunidos a los tomados en la acción contra el convoy.


MAYO DE 1812

“CHAPALANGARRA” Y EL PRIMER BATALLÓN DE ARAGONESES EN CINCO VILLAS

Después del suceso de Robres y la muerte de Tris, los hombres de éste que han salido ilesos quedan a disposición de Espoz, el cual tras realizar con ellos una incursión a Barbastro e informado de que se esperaba una importante entrega de armas y municiones por parte de los navíos ingleses en la costa cantábrica, abandona Aragón llegando a Sangüesa, el día 6 de mayo, dejando en Cinco Villas un nuevo batallón recién organizado y formado con los hombres de Tris, (la mayoría de ellos eran de la zona de Gurrea de Gállego y Cinco Villas) denominado 1º de Aragoneses (o 6º de la División de Navarra) y puesto al mando de su lugarteniente Joaquín Depablo y Antón, conocido como“Chapalangarra” con la misión de hostigar la ruta Zaragoza a Jaca, con lo que comienza a resurgir la resistencia altoaragonesa.

ACCIONES DE MANUEL GURREA DESDE EJEA
“Chapalangarra” apoyado por el capitán de caballería Manuel Gurrea establece sus propios puntos fuertes a lo largo del camino de Jaca, bloquea Ayerbe y permanece activo en la zona de Cinco Villas, acosando continuamente a los destacamentos franceses que transitan por la zona.
Así el 7 de noviembre Manuel Gurrea, sale desde Ejea con sesenta de sus jinetes dirigiéndose al camino de Zaragoza “con el ánimo de sorprender alguna partida de enemigos con quien pudiese equilibrar mis fuerzas”. No lejos de Zuera recibe aviso de que veinticuatro dragones han salido a explorar el camino y que se han alejado como a unas dos horas de distancia de aquella guarnición. Gurrea los espera en un recodo y presentándoles combate consigue degollar a dieciocho soldados franceses quedando prisioneros los demás. Verificada esta operación regresa a Ejea.
Poco después, el 11, un brigadier y once gendarmes del escuadrón de Gendarmería con base en Gurrea de Gállego, son enviados por el comandante de la plaza, el subteniente Dupont, como escolta para un correo de mucha importancia que conduce la valija de Suchet desde Zaragoza para Francia. Informado Gurrea a las dos de la tarde de que el correo y su escolta deben pasar por la carretera de Jaca, ordena al teniente Marcos Toberio que con cuarenta jinetes se aposte en el paraje que le parezca más oportuno para interceptar a los franceses, lo que realiza cerca de Marracos sorprendiendo a los gendarmes que se defienden hasta ser prácticamente aniquilados, pues cinco son degollados y los restantes hechos prisioneros, logrando sólo uno de ellos huir y regresar a Gurrea de Gállego. Por parte española el cabo Ramón es herido.
Pues nada, de aquí a imaginarse el sonido de los cascos de los caballos de los lanceros polacos del ejército de Napoleón sonando por las calles de Marracos, solo va un paso...

Salud.



Restos de la guerra civil en Marracos

Enlazando con el tema de la guerra civil, ponemos ahora una serie de fotos tomadas en los alrededores del pueblo de los restos que quedan de lo que fue en su día el polvorín donde se guardaba la dinamita para las obras del canal, así como de las trincheras que existieron en esa época para la defensa del mismo, si bien estas apenas se distinguen cubiertas ahora por piedras y escombros.



Una foto panorámica de la visión que tenemos desde donde están situadas:

Salud


Conferencia en Marracos

Organizada por la Asociación Cultural Monteliro, esta charla tratará sobre la enfermedad de Alzheimer y tendrá lugar el próximo sábado día 4 de junio a las 18 horas en el salón del Ayuntamiento de Marracos.



Salud.

 
Ir Arriba